PAU |ROAD TRIP: DOS DÍAS PARA CONOCER SU HISTORIA Y MONUMENTOS

LauDFNRUTA

Algunas de las mejores aventuras suceden, algunas veces, cuando se organizan con poco tiempo. Solo se necesitan tres ingredientes: ganas, ilusión y entusiasmo. Ganas de comerte el mundo, ilusión por hacer cosas constantemente, entusiasmo cuando has decidido hacerlas y transmitirlo.

Nos bastaron solo 3 días para organizarlo todo. Presupuesto en carretera (gasolina, posibles peajes,…), ruta, hoteles/hostales, etc. Queríamos visitar el sur de Francia (todo que nos diese tiempo) y para ello hicimos noche en Pamplona, a la ida y en Logroño, a la vuelta. Visitamos ambas ciudades pero lo que realmente nos hacía ilusión eran Pau y Lourdes. Después añadiríamos a nuestra ruta Bayona y Biarritz.

PAU, CAPITAL DE BEARNE

Cruzamos la frontera desde Roncesvalles (Navarra), dirección Pau (2 horas y 20 minutos – 145 km). A los pies de los Pirineos se encuentra San Juan Pie de Puerto, un pueblo ubicado en la llamada Baja Navarra y que algunos recordaréis de la película “El Camino”.

Fuimos dejando atrás los Pirineos y, el paisaje comenzó aparecerse cada vez más al de País Vasco; todo verdes prados y colinas. Regresamos a España por San Sebastián, donde se pueden ver distintos contrastes, dejando atrás las montañas para dar protagonismo al mar.

A las 17:00h. de la tarde llegamos a Pau, cuando el sol se escondía tras los Pirineos.

laudfn

Pau se ubica al sur de Francia en los Pirineos Atlánticos, región de Nouvelle – Aquitaine y, gracias a su ubicación entre el Océano y las montañas, la temperatura es muy agradable (ni mucho frío, ni mucho calor). Esto hace que sea un lugar perfecto para visitar en cualquier época del año. Nos pareció una ciudad preciosa, más grande de lo que esperábamos, con importantes monumentos, parques verdes, bonitas calles, edificios históricos, así como variedad de restaurante y cafeterías.

laudfn4

 

CASTILLO DE PAU Y UN POCO DE HISTORIA

Los primeros escritos cuentan que el palacio feudal se remonta al siglo XII, pero es muy probable que la fortaleza se construyese en el siglo X, a orillas del Río Gave de Pau. En los  siglos XII – XIII, los vizcondes de Bearne ampliaron la fortaleza y, en el siglo XIV, Gastón III (“Gastón Febus”) conde de Foix y vizconde de Bearne, modificó el castillo en su totalidad.

laudn1

laudfn15

Le seguiría en la línea de sucesión Enrique III (“Henri le Grand”), Rey de Navarra, nacido en Pau en 1553 cuya cuna (el caparazón de una tortuga) aún se conserva dentro del castillo. Enrique III se casó con Margarita de Valois (la Reina Margot), hermana del Rey Carlos IX de Francia, convirtiéndose así en la Reina de Navarra.

laudfn2

Enrique III de Navarra se convirtió en Enrique IV de Francia, tras llegar al trono de Francia en 1594.

Si tenéis oportunidad y conocéis la historia, no os perdáis la visita al castillo y los jardines. Algunas de las curiosidades pueden ser las siglas en los frisos de Henri y Margot; “H” y “M” o la cuna de Enrique III.

Precios y horarios: click aquí

Más información sobre los reyes de Navarra y Pau:

Navarra al natural: a vueltas con la historia: Borbones, la Reina Margot y el Buen Rey Enrique.

Historia Medieval del Reino de Navarra – Carlos Sánchez Marco

BOULEVARD DES PYRÉNÉES, FUNICULAR, IGLESIA DE SAN MARTÍN, MONUMENTO A LOS CAÍDOS EN LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL Y CATEDRAL

Desde aquí se pueden contemplar una de las mejores vistas de la ciudad. Ver amanecer o atardecer desde el boulevard des Pyrénées, es algo mágico.

laudfn4

“Boulevard des Pyrénées a las 10:00h.”

Sin duda, es uno de los mejores lugares donde comenzar la visita; a pocos metros del castillo, de la iglesia de San Martín y del monumento a los caídos durante la Primera Guerra Mundial.

También tenéis la opción de bajar en funicular de forma gratuita, hasta llegar al puente que cruza el Río Gave de Pau.

laudfn14

laudfn5

“Iglesia de San Martín y monumento a los caídos durante la Primera Guerra Mundial”

laudfn8

laudfn10

 

laudfn9

El Hotel De Gramont es el hotel donde nos hospedamos, ubicado en la Place Gramont, a 5 minutos andando de la catedral. Nosotras dimos con ella de casualidad por la noche.

laudfn16

 

 

 

VIAJAR: “MODO AHORRO” | COMIDA QUE SE PUEDE SUBIR AL AVIÓN

En mi caso, que me encanta viajar pero no tengo ni mucho tiempo ni mucho dinero, intento siempre ser práctica cuando organizo un viaje o escapada. Y sí, se puede visitar bastante en varios días, si uno se lo propone 😉

Mi siguiente escapada será en unos días. Pasaré un día en Szczecin, Polonia, visitando la ciudad en colaboración con la Oficina de Turismo. El segundo día volveré a Berlín, Alemania, para visitar dos museos que no puede ver bien la última vez que visité la ciudad: Pergamon Museum y Neues Museum. También en colaboración con la Oficina de Turismo.

Son varias ciudades las que me interesan para realizar mi segunda guía de viaje, y Berlín está dentro de las candidatas 🙂

¿QUÉ PODÉIS LLEVAR EN LA MALETA DE MANO?

En esta publicación, y habiendo revisado las que ya realicé en la weblog, he pensado que podría ser útil escribir un post donde pueda agrupar los alimentos que se pueden llevar desde casa, sin facturar la maleta. Ahí van algunas sugerencias basadas en mi propia experiencia:

* Si os lleváis un termo o reserváis un apartamento, podéis llevar sobres: de puré de patata, de pollo con fideos, de verduras, crema de champiñones/verduras, etc. También café y/o cacao soluble.

* Pasta: además de macarrones, hay un tipo tortellini (no pasta fresca) que aunque no esté especialmente buena, se puede comer. Los tenéis rellenos de carne o verduras.

* El primer día podéis haceros un bocadillo de tortilla de patata, de jamón o de atún con mayonesa y queso. Para Islandia me hice dos bocadillos y pasé el control sin problemas, eso sí, siempre en una bolsa hermética.

* Frutos secos y fruta deshidratada: nueces, almendras, anacardos, cacahuetes, uvas, arándanos o ciruela deshidratada, puede ser una buena opción para picar entre horas.

* Pan tostado. Cuando lleguéis al destino podéis comprar paté o similar, para untar.

* Llevaos una botella de aluminio para poder rellenarla de agua tras pasar el control.

* Tostas de maiz o arroz. Las tenéis de chocolate con leche o negro y la verdad, llenan bastante. Así podréis aguantar hasta la comida o la cena.

* Podéis llevar trozos de fruta fresca: manzana, plátano o melocotón son frutas que podéis llevar troceadas en una bolsa hermética.

Estas son algunas ideas, ¿qué más añadiríais, aventureros?